Calidades

Natural, Ecológica, Sostenible, Reciclable y Moderna.
La Madera es el material más noble que el hombre ha utilizado desde hace siglos tanto en la industria como en la construcción. Gracias a todos esos años de experiencia, el arte y la creatividad de los profesionales de la madera se ha ido desarrollando y mejorando de generación en generación. Así, a los conocimientos tradicionales que han pervivido hasta nuestros días hay que sumar ahora la aplicación de las nuevas tecnologías. Las ventajas de la Madera van más allá de los aspectos puramente estéticos, aunque no está de más señalar su natural y extraordinaria belleza.
Las cualidades de la madera en cuanto a peso y resistencia la hacen muy apropiada para su uso en la construcción. En los países de gran tradición en la construcción de casas de madera del norte de Europa y de América la aplicación de la madera en las diversas técnicas constructivas ha evolucionado y continua siendo un material de primer orden en todo tipo de construcciones.

Las ventajas del uso de la madera ha inclinado la balanza a su favor, tanto en calidad como en duración.

Natural:
Por su origen ORGÁNICO, sirviéndonos a la humanidad de pulmón natural. El paso del tiempo no le perjudica, como material natural se ennoblece, aumentando incluso su belleza. Es uno de los materiales de construcción más sanos que existen. Actúa como regulador natural del ambiente interior; “respira” y así ayuda a la ventilación; estabiliza la humedad y filtra y purifica el aire; es cálida al tacto y absorbe el sonido; y tampoco trastorna los sutiles campos eléctricos y magnéticos naturales.

Ecológica:
La ENERGÍA necesaria para su fabricación es nula ya que el árbol utiliza la solar, y el consumo de energía en el proceso de transformación de la madera es muy inferior cuando se compara con los del acero, aluminio o cemento.

Sostenible:
El aprovechamiento de los bosques ordenados como fuente natural de recursos que el hombre es capaz de ir renovando representa el respeto al medioambiente y la conservación del equilibrio ecológico. Es el único valor que se renueva, ya que el petróleo, las minas de hierro y otros minerales se agotan.

Reciclable:
Una vez finalizado su ciclo de vida, la madera se recicla o se revaloriza como abono o energía calorífica con emisiones de CO2 totalmente neutras. Se puede hablar de un aprovechamiento integral de la madera. La tecnología desarrollada permite procesos de fabricación en los que se han incorporado sistemas de aprovechamiento de los desechos convirtiéndolos en abonos orgánicos o biomasa energética.

Moderna:
Gracias a los últimos avances tecnológicos desarrollados en las áreas del los tratamientos preventivos, sistemas de encolado en laminado y nuevos barnices de poro abierto, la Madera se encuentra a la altura de los criterios más innovadores y exigentes de los retos de la arquitectura moderna.

Construir con MADERA es rodearse de Oxígeno y Vida.......apuesta por el futuro.